PUBLICIDAD

Poemas de Juventud de Carmen Torronteras (II)

niebla

V
Una noche de niebla
se nublaron mis ojos
y vi mil maravillas
que colmaban mi antojo.
Aquella noche oscura
se cerraron mis ojos
y vi mil maravillas
por un camino angosto.
Presagié todo fácil,
dúctil y majestuoso.
Todo era fascinante,
¡hasta el miedo era hermoso!
Todo era azul brillante,
todo dorado de oro,
todo era maravilla
de palacios sin rostro.
Pero una noche –aquella-
que nublados mis ojos
una luz celestial
iluminó lo angosto,
se disipó la niebla
y se abrieron mis ojos,
toda aquella riqueza,
todo lo azul y hermoso
se evaporó en mis manos
sin dejar ni un mal sorbo.
Por un solo momento,
con un cerrar de ojos,
pasaron mis visiones
por un camino angosto
y pensé: ¿Qué es la vida?
“El recuerdo de todo
que impregnamos con rabia
y nos ciega los ojos”.

VI
Como el río que enmudece
y acaricia las orillas
se despeñan nuestros besos
al aclarecer el día.
Se despeñan nuestros sueños,
nuestras risas…, fantasías,
como la orilla del río
que hasta el alba llega fría.
Se despeñan mudo y quietos
al latir de la sonrisa
dos marinos corazones
que en el pecho nos palpitan.
Mientras, tu, mi mano coges,
yo, acaricio tu sonrisa.

VII
Yo voy errante
buscando a alguien.
El soplo humano
que a mí me toca,
mi media alma
confusa y libre
que junto a tu alma
aturdida acopla.
Mi medio lecho
que no comparto
y que en la sombra
vive y retorna.

VIII
Ni inspiración ni aliento
quedan en mi alma errante.
Perdí lo que es mi sueño,
no sé lo que es amarte.
Yo te engañaba en mente
y te deseaba en sangre.
Yo perdí mi camino
entre un amor y amarte.
Estoy hastiada y presa
de tu traición errante.
Estoy sin alma y cuerpo…
sin mi ilusión de antes.

IX
¿Será verdad que exista la leyenda
de un camino lejano,
etéreo y uniforme, visible e ignorado?.
¿Un camino infranqueable
que atraviese la vida,
que esté escrito en el alma
y agudice mi herida?
¿Un camino que muestre
la esperanza perdida
y que funda en raíces
un futuro en cenizas?
……………..

Carmen Torronteras de la Cuadra
Diciembre 2023